efecto cadena de favores

Lo que yo llamo…el efecto “cadena de favores”

Posted on

A= escribe un twitt.

B= lo retwittea.

C= lo pega en su muro de Facebook.

D= lo lee, comenta y pasa el link a E por e-mail.

E= pide amistad a A por Linkedin y le dice :).

Simplemente ME ENCANTA!, me pasa cada día!, recibo saludos de gente que no conozco en persona y sin darte cuenta, un “desconocido” te da los buenos días. ESO ES BONITO!.

Un contacto me pasa una oferta de trabajo, no encajo, se la paso a mi amigo. Leo una noticia y le paso el link a mi compañero, sé que a él le sirve…Las redes sociales y demás herramientas 2.0 sirven para algo más que pasar el tiempo. PODEMOS AYUDARNOS MUTUAMENTE.

Me gusta apoyar causas, firmar las cartas de Amnistía, felicitar los cumpleaños a mis conocidos, ver como están mis amigos que viven lejos, ver cómo cambia la gente, cómo crecen los niños, cómo evolucionan las empresas, las noticias de la competencia, qué pasa en el mercado, en mi ciudad…en el mundo.

Para mi, este es el efecto “cadena de favores”.

Es increíble apreciar los efectos sociales de Internet. Hace 13 años ( por lo menos yo) estaba en el salón de informática de la Universidad aprendiendo a enviar mis primeros correos electrónicos y estudiando Economía,…quién me iba a decir que ahora mi trabajo gire alrededor de este estruendoso medio de comunicación.

Es inevitable acercarse a Internet, hay que estar, hay que leer, hay que compartir honestamente, porque es el presente y el futuro de nuestra sociedad.

Me quedé sin Internet un fin de semana en casa por una caída de las redes y es allí cuando te das cuenta lo mucho que hacemos con ella, y tenemos que reinventar nuestro tiempo…a la vez que me cuestionaba si tanto 2.0 nos está aislando en el ordenador y enfriando las relaciones…pero no es así, creo que es el complemento perfecto porque estamos conectados casi en todo tiempo!!!!.

Si es así con la vida personal, ¿cómo un negocio no se convence de estar presente en Internet?.

En fin, ojalá sigamos el buen rumbo de complementar nuestras vidas con el trabajo en red y más que nada…con la colaboración en red.